Cooperativismo siempre

Decreto 1881 de 2012 – Reglamentado el registro único de entidades operadoras de libranza

Decreto 1881 de 2012 – Reglamentado el registro único de entidades operadoras de libranza

Fuente: Confecoop

La Ley 1527 de 2012, mediante la cual se establece el marco general para las libranzas o descuentos directos, creó en su artículo 14 el Registro Único Nacional de Entidades Operadoras de Libranza, en los siguientes términos:

 “Artículo 14. Registro Único Nacional de Entidades Operadores de Libranza. Créase el Registro Único nacional de Entidades Operadoras de Libranzas, el cual será llevado por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, quien lo publicará en la página web institucional con el fin exclusivo de permitir el acceso a cualquier persona que desee constatar el registro de entidades operadoras. De igual forma, deberá establecerse un vínculo de acceso a las tasas comparativas publicadas por las Superintendencias, en desarrollo de lo dispuesto en el artículo 9° de la presente ley. Este Código Único de reconocimiento a nivel nacional identificará a los operadores de libranza por nómina. Para efectos del registro, la Entidad Operadora simplemente deberá acreditar el cumplimiento de las condiciones previstas en el literal c) del artículo 20 de la presente ley”.

Teniendo en cuenta que la ley entró en vigencia pero no estableció un régimen de transición que permitiera continuar con las libranzas mientras entraba en operación dicho Registro, y que en la práctica los empleadores y pagadores estaban exigiendo su cumplimiento, esta Confederación solicitó al Ministerio de Hacienda expedir la reglamentación o las instrucciones necesarias para facilitar el cumplimiento del artículo 14, con el fin de que las entidades dedicadas a otorgar créditos bajo esta modalidad, pudieran continuar desarrollando normalmente sus actividades. (Ver Flash Confecomunica No. 1.356 de 2012).

Mediante comunicación del 31 de mayo de 2012, la Oficina Asesora Jurídica de dicho Ministerio respondió que se encontraban rediseñando la página web e implantando los desarrollos tecnológicos necesarios para actualizar en tiempo real el Registro Único Nacional de Entidades Operadoras de Libranzas, lo cual, una vez concluido, sería publicado en la página web.

 En consideración a lo anterior, se expidió el Decreto 1881 del 11 de septiembre de 2012, en el cual se dispone que el Registro Único Nacional de Entidades Operadoras de Libranza entrará en funcionamiento a partir de los nueve (9) meses siguientes a la vigencia de este decreto, plazo que vence el 11 de junio de 2013.

Agrega el Decreto que mientras entra a funcionar el Registro Único Nacional de Entidades Operadoras de Libranza, las operaciones que se hubieren realizado con anterioridad a la expedición de la Ley 1527 del 27 de abril 2012, continuarán rigiéndose por los mismos términos y plazos pactados por las partes, hasta la extinción de la(s) obligación(es) que le dieron origen; en otras palabras, a tales operaciones no se les aplicará la Ley 1527/12, sino que se mantendrán los términos pactados al momento de su realización, a menos que se produzca alguna modificación a estos términos, como por ejemplo una cesión de crédito a otra entidad operadora o una reliquidación, casos en los cuales se aplicará lo establecido por la Ley 1527 de 2012 y demás normativa sobre la materia.

 También se indica que las entidades que pretendan iniciar nuevas operaciones a partir de la vigencia del Decreto 1881/12, es decir, a partir del 11 de septiembre de 2012, deberán acreditar ante el empleador o entidad pagadora, el cumplimiento de las condiciones previstas en el literal c) del artículo 2º de la Ley 1527 de 2012.

 Dado que el Decreto 1881 se encuentra vigente, todas las entidades operadoras, dentro de las cuales se encuentran las cooperativas deberán acreditar directamente al empleador o pagador los requisitos previstos en el mencionado literal, según su naturaleza. En el caso de las cooperativas, corresponde demostrar que están autorizadas legalmente para el manejo del ahorro del público y/o los ahorros o aportes de sus asociados e indicar en su objeto social la realización de operaciones de libranza y el origen lícito de sus recursos.

 Aunque creemos que este tema será objeto de reglamentación por parte del Ministerio de Hacienda, consideramos que dichos requisitos se cumplen para los créditos nuevos de las cooperativas financieras, las de ahorro y crédito, multiactivas e integrales con sección de ahorro y crédito, con el envío al pagador o empleador de copia de la autorización expedida por la respectiva Superintendencia, para manejar el ahorro del público y/o de los asociados. Las cooperativas de aporte y crédito, por su parte, demostrarán con la copia del estatuto, que administran aportes de sus asociados. En todo caso, el estatuto debe indicar que entre sus actividades está la realización de operaciones de libranza y el origen de los recursos utilizados.

 En opinión de Confecoop, de acuerdo con la ley de libranzas esta obligación debe acreditarse ante el Ministerio de Hacienda, para efectos de la inscripción en el Registro Único de Operadores y no ante los empleadores o pagadores; en ese sentido, daremos a conocer nuestra posición al Ministerio.

Como consecuencia de lo establecido en el decreto para las operaciones que se realicen a partir de su vigencia, no podrá exigirse al empleador o pagador el cumplimiento de la obligación de verificar la inscripción de la entidad operadora en el Registro Único y, por tal razón, sólo será responsable solidariamente por el incumplimiento de las demás obligaciones previstas en el artículo 6º de la Ley 1527/12.

 Esta Confederación considera que con el Decreto 1881 de 2012 se aclara que la obligación de inscribirse en el Registro Único de Operadores sólo podrá exigirse a partir del 11 de junio de 2013, debido a que aún no se encuentra funcionando, con lo cual se facilita la continuidad de estas operaciones, en los términos indicados por el decreto.

Foto: confidencialcolombia.com