Cooperativismo siempre

Prepago de obligaciones financieras ley 1555 de 2012

Prepago de obligaciones financieras ley 1555 de 2012

Fuente: Confecoop

Con la expedición de la Ley 1555 de 2012, se adiciona, como derecho de los consumidores financieros, el de efectuar pagos anticipados en toda operación de crédito en moneda nacional, sin incurrir en ningún tipo de penalización o compensación por lucro cesante, con la consiguiente liquidación de intereses al día del pago.

Sin embargo, este derecho del consumidor financiero aplica sólo a los créditos otorgados a partir de la entrada en vigencia de la ley y no podrá ejercerse en operaciones de crédito cuyo saldo supere los ochocientos ochenta (880) smmlv, casos éstos en los que las condiciones del pago anticipado serán las pactadas entre las partes.

Adicionalmente, por mandato expreso de la ley, las disposiciones en ella contenidas no son aplicables a los créditos hipotecarios.

Es importante aclarar que el pago anticipado de obligaciones previsto en la Ley 1555 de 2012, es aplicable a los créditos otorgados por las entidades vigiladas por la Superintendencia Financiera, en la medida en que modifica el artículo 5º de la Ley 1328 de 2009, referente a los derechos de los consumidores financieros, los cuales, a su turno, están definidos en esa misma ley como los clientes, usuarios o clientes potenciales de las entidades vigiladas por la mencionada entidad de control. En consecuencia, no aplica a las cooperativas sometidas a la vigilancia de la Superintendencia de la Economía Solidaria.

Por otra parte, la Ley 1555 modificó el numeral 4º del artículo 126 y el numeral 7º del artículo 127, del Estatuto Orgánico del Sistema Financiero, modificación que consistió en incluir las sumas depositadas en depósitos electrónicos ofrecidos por los establecimientos de crédito, dentro de las que gozan del beneficio de inembargabilidad y de entrega directa sin juicio de sucesión, en las cuantías señaladas anualmente por el gobierno nacional. Los depósitos electrónicos están regulados por el Decreto 4687 de 2011 (Ver Flash Confecomunica No. 1285 de 2011.

Debe tenerse en cuenta que aunque los artículos 126 y 127 del Estatuto Orgánico del Sistema Financiero, se refieren a las secciones de ahorro de los establecimientos bancarios, sus disposiciones son aplicables a todas las entidades que captan recursos a la vista o a término, pues como lo ha indicado la Superintendencia Financiera, refiriéndose al Decreto 2349 de 1965, éste “… fue expedido con el propósito de ‘(…) tomar medidas tendientes a elevar los niveles de ahorro nacional’, pues se trató de una medida con un alto sentido social, en tanto fue concebido con el ánimo de favorecer a aquel núcleo familiar en el fomento, estimulo y protección de su pequeño ahorro en procura de constituir tales recursos una forma de precaver sus necesidades básicas”.

El monto de inembargabilidad vigente hasta el 30 de septiembre de 2012 es la suma de $27.402.102, mientras que para la entrega de depósitos sin juicio de sucesión el monto es $45.670.165 hasta esa misma fecha.

Finalmente, la Ley 1555 de 2012 establece también que latransferencia de créditos hipotecarios y sus garantías, realizadas exclusivamente en favor de sociedades titularizadoras o fidu­ciarias en los procesos de titularización hipotecaria de que trata el artículo 12 de la Ley 546 de 1999 y sus modificaciones, dará lugar por ministerio de la presente ley y sin necesidad de registro o requisitos adicionales, a que el cedente de tales garantías hipotecarias, que al momento de dicha transferencia tenga la primera prelación de pago o primer grado, con­serve la condición de acreedor de dicha garantía cedida para respaldar obligaciones del deudor cedido a favor del cedente, distintas al crédito hipotecario titularizado. Para ello, el cedente debe solicitar al notario público ante el cual se otorgó la escritura pública de hipoteca, la expedición de un ejemplar de dicha escritura expresando el mérito ejecutivo que presta de acuerdo a la prelación o grado que le corresponda.

Teniendo en cuenta que la titularización de cartera hipotecaria, prevista en el artículo 12 de la Ley 546 de 1999, es una facultad que dicha ley otorga a los establecimientos de crédito, la posibilidad de conservar la garantía cedida, en los términos anotados, es también una posibilidad de dichos establecimientos, entre los que se encuentran las cooperativas financieras.